Publicidad:
La Coctelera

MEMÓRIAZUL

Espacio construido para preservar la memoria de todos aquellos falangistas que vivieron y murieron por una España mejor.

19 Julio 2010

ALBIÑANA Y LA FALANGE (II)

 III.- El ANTIJUDAÍSMO DE "LA LEGIÓN".

 Como cuestión previa, y frente a lo que se ha escrito, en la organización albiñanista, también conocida como "Legionarios de España", y que nominó a su órgano de prensa, como "La Legión", estimamos que nunca hubo  presencia significativa de ex-legionarios de África. Muchos más ex-legionarios podrían encontrarse en las filas de la CNT y en Falange Española de las JONS (7). Si hubo cierta recluta, aparte de la cantera primorriverista, en los Sindicatos Libres en Cataluña, favorecidos por Martínez Anido, y por esta vía si podrían encontrarse, aunque sin tener especial significación, algunos antiguos miembros del Tercio, y con estos mimbres Albiñana tratará de hacer un remedo de sindicato con la "Unión Nacionalista Obrera", que en realidad será una agrupación de esquiroles: "En casos de huelga, nuestros honrados proletarios sabrán cumplir con su deber, prestando a la sociedad amenazada la necesaria asistencia". (8)

 El examen del periódico "La Legión" del que conocemos siete números, que aparecen sin que se haga constar la fecha y únicamente su numeración, aunque por su contenido pueden situarse en el período de enero a abril de 1931, tiene interés para conocer un aspecto de la doctrina albiñanesca, como es su antijudaísmo,  de elaboración muy simplista, como simple es todo en Albiñana, que llegará a gritar un "¡Muera Cataluña!" en el Congreso de los Diputados,  aunque hay que señalar que el posicionamiento antijudaico en la época era común a las organizaciones de derecha confesional, lo que nos puede resultar chocante hoy en día,  cuando lo más florido de la derecha española ha evolucionado del antisemitismo al sionismo, circunstancia que también concurre en el falangismo, donde puede observarse un ancho sector pro-sionista. En la España de los años 30, hasta un obispo bonachón, como el diocesano de León. José Álvarez Miranda, que tratará de salvar del fusilamiento en 1936 al capitán Juan Rodríguez Lozano -abuelo del actual presidente del Gobierno- con ocasión de la Revolución de Octubre de Octubre de 1934 había escrito una carta pastoral atribuyendo tales sucesos a "la raza deicida". Un hombre de la derecha liberal, Juan Ignacio Luca de Tena, gran amigo de José Antonio, sacará a la superficie su antijudaísmo en el enfrentamiento que mantendrá en plena guerra con el escritor Giménez Caballero, aludiendo a la producción literaria de carácter blasfemo de este último -singularmente la obra "Los Toros, las castañuelas y la Virgen"- en estos términos:"Sólo es comparable por su monstruosidad diabólica e inverosímil a los grandes sacrilegios que, según nos relata la Historia, realizaban en tiempos antiguos los hombres de la raza maldita, hipócrita, dispersa por la Tierra, diestra en el disimulo y en el engaño, acomodaticia y cruel, formada por los corre ve y diles (sic) del Mundo y que nunca tendrá paz ni sosiego porque crucificó a Nuestro Señor". (9)

La particularidad de Albiñana, respecto del resto de las fuerzas de derecha  de la época, reside en forzar hasta el límite la teoría conspirativa sobre la acción del judaísmo, englobando todos los problemas de España "en el único problema judío", que determinará que no sea tomado en serio ni por las autoridades gubernativas del régimen monárquico, como cuando el General Marzo, ministro de la Gobernación, contesta a Albiñana, que denunciaba la presencia en España de 100 agentes judíos que venían a promover disturbios, indicando que se trata de "agentes comerciales" (10)

 La campaña antijudaica de Albiñana tuvo  eco en el órgano oficial del Partido Nazi, el "Der Völkische Beobachter",  que se refirió  así al dirigente español. en su número 12: "Aunque el movimiento español tiene una orientación monárquica, que nosotros no tenemos, nos felicitamos de que también en España se ha reconocido al enemigo mundial" (11)

 No obstante, el antisemitismo de Albiñana, basado en "Los Protocolos de los Sabios  de Sión", tiene,  como ocurre en el caso de Onésimo Redondo, raíz jesuítica -los jesuitas fueron los mayores difusores de "Los Protocolos de los Sabios de Sión", y, referido al caso español, establece que la conspiración judaica contra España,  utiliza como medios al comunismo y a la masonería, frente a lo que hay que enfrentar el nacionalismo español:

"Hay nacionalismo en Francia, que actúa  valientemente frente al brutal imperialismo económico y político de la Rue Laffite, sede mayor del insolente Rostchild. Hay nacionalismo en Italia, vinculado en los varoniles fascistas, que han ahuyentado a los judíos. El enérgico Mussolini ha acabado con la Masonería italiana en nombre de la seguridad de su Patria ... En Alemania, el nacionalismo con Hitler al frente, ha tomado carácter de lucha de razas, atacando fuertemente a los judíos, que huyen despavoridos ante el temor de una matanza... El judaísmo actúa en nuestro país por medio de la Masonería; ella inspira los planes de la Prensa derrotada y escandalosa; ella se ha infiltrado en la Institución Libre de Enseñanza para dominar el profesorado y en la llamada FUE para movilizar a los estudiantes, copando con catedráticos y alumnos el imperio de la Universidad. Ella, que necesita masas proletarias para provocar conflictos sociales, ha colocado elementos masónicos en los directivos de la Confederación Nacional del Trabajo, Casa del Pueblo, Sindicato Único y Unión General de Trabajadores. Todos estos organismos disponen de fondos inagotables, atribuidos al comunismo, pero que no es más que dinero judío, repartido por manos soviéticas, para promover sangrientas perturbaciones como las que acabamos de presenciar. Triunfante la revolución comunista en España, sería inmediatamente abolido el decreto de los Reyes Católicos y los judíos entrarían triunfantes en nuestra Patria, vengándose de su destino secular, .Entonces, gracias a la absorción judía en todos los órdenes de la actividad nacional, España descenderá a simple colonia semita y los españoles seríamos esclavos de Israel.

 Este es el verdadero sentido de la revolución que actualmente presenciamos, ni republicana ni comunista. Es, sencillamente, una revolución judía, elaborada por su predilecto instrumento masónico.

 ¿Remedio? ¡El nacionalismo español! ¡La unión sagrada de todos los españoles en torno de los valores fundamentales de la Patria!

 Y cuando el orden quede restablecido, la paz consolidada y el porvenir en marcha, entonces será ocasión oportuna para abordar con serenidad el problema judío, causa de nuestras perturbaciones anteriores. ¿Cerrando definitivamente la puerta a toda acción semita? ¿Admitiendo a los sefardíes, como proponen algunos núcleos de la derecha? ¿Modificando nuestra legislación civil y política para que puedan desenvolverse en nuestra Patria los errantes judíos españoles?

 Interrogantes éstos que se ofrecen a nuestros políticos como absurdos problemas nuevos, cuando ya debieran estar resueltos desde hace muchos años. Nos va en ello el porvenir y la tranquilidad de la nación. Descartada la  amenaza judía, se acabaron todos los conflictos por ella creados". (12)

 III.- ALBIÑANA Y LA FALANGE

 ¿Qué relación tuvo Albiñana con la Falange?

 En su libro "Confinado en las Hurdes", escrito durante su destierro en esta comarca, y cuando aún no se había fundado Falange Española, Albiñana dedica su capítulo XIV a desarrollar su estrategia política y dicho capítulo lleva por título, precisamente, "La Falange". No faltarán falangistas que se muestren de acuerdo con el concepto de Falange que allí se establece: "Hace falta una falange heroica que cace a la bestia y la haga doblarse en tierra, soltando su presa, antes que la devore... Hay que formar inmediatamente el frente único de las derechas en las personas, en las colectividades y en la Prensa, para dar la batalla a la anarquía, al comunismo, al socialismo, que están embruteciendo al honrado trabajador español, llevándolo al crimen, al hambre y a la desesperación" .(13)

 Como puede inferirse de lo escrito anteriormente, el sustrato sociológico del albiñanismo era,  en gran parte, el mismo del grupo inicial Falange Española, pues hay que tener en cuenta que los elementos procedentes del "Frente Español", grupo entroncado con el republicanismo orteguiano, apenas tenían relevancia en la militancia falangista. Ya en la obra "Después de la Dictadura "Los Cuervos sobre la Tumba" (tomamos como referencia la tercera edición de Compañía iberoamericana de publicaciones, S.A., Madrid, 1930), en sus páginas 247 a 250, Albiñana transcribía el famoso artículo de José Antonio en "La Nación", que llevaba por título "La hora de los enanos". De otra parte, el Acto de afirmación nacional del teatro de La Comedia se intentó realizar en Burgos, poco antes, el siete de octubre de 1933, aniversario de la batalla de Lepanto, con apoyo de los albiñanistas de la localidad, principal feudo del Partido Nacionalista Español y donde Albiñana será elegido diputado en las elecciones de 1933 y 1936. A mayor abundamiento, miembros destacados del albiñanismo, como el burgalés Florentino Martínez Mata, jefe de la organización en dicha ciudad, se integrarán en Falange Española, como también sucederá con Alejandro Rodríguez de Valcárcel.

 Con ocasión del Acto de Afirmación Nacional del Teatro de Comedia, el periódico "La Nación", con fecha 31  de Octubre de 1933, publicó una carta de Albiñana, fechada el 28 de octubre y dirigida a José Antonio Primo de Rivera, marqués de Estella, en la que expresaba que "desde mi lecho de dolor, donde permanezco cinco semanas, liquidando con una terrible operación quirúrgica el criminal confinamiento de quince meses a que me condenó el siniestro Gobierno de Casas Viejas, le envío a usted la entusiasta adhesión del nacionalismo español y la mía personal".

 No era, pues raro, encontrar entre los fundadores del grupo Falange Española, quienes habían mantenido relación con Albiñana. Este era el caso de Eduardo Ezquer y Gabaldón, primer jefe provincial de Falange Española de las JONS de Badajoz y consejero Nacional de la organización en el Primer y Segundo Consejo Nacional. Ezquer había sido jefe de la Unión Patriótica en Don Benito y tenía gran amistad con el general Primo de Rivera, al que visitaba en Madrid en el Palacio de Buenavista, sede del Ministerio del Ejército, donde el mílite residía. Allí el general le presentará a su hijo José Antonio, años antes de la fundación de Falange Española. Eduardo Ezquer formará parte de aquellos grupúsculos que se enfrentarán al izquierdismo en ciernes que contribuirá al advenimiento de la República. Mantendrá estrecha relación con los hermanos Miralles y será dirigente del grupo Acción Ciudadana. Al advenimiento de la República será protagonista principal de un incidente con ocasión del mitin socialista de la Plaza de Toros, enfrentándose en solitario con una multitud de socialistas que descendía de uno de los autobuses que concurrían al mitin. Pese a la extraordinaria fortaleza física de Ezquer, que tenía fama de "puñetazo que daba tío al suelo", no pudo hacer frente, con eficacia, a la superioridad numérica de sus contrincantes, quedando tendido en el suelo, con el traje ensangrentando y acabando lleno de cicatrices, siendo recogido por el chófer del general Mola. Según manifestó a quien esto escribe, se había situado en aquellas filas, a falta de asidero político, por oposición al izquierdismo, pero, como ocurría con otros primorriveristas, no tenía apego esencial a la monarquía, y en una audiencia que tuvo con el rey, como dirigente de Acción Ciudadana, audiencia de la que se hizo eco el periódico ABC, a la que concurrió con elementos  pertenecientes a la juventud monárquica, le había manifestado al rey que "la monarquía está en precario". Como también le repugnaba el caciquismo, encontrará su lugar en Falange Española, declinando la invitación de Albiñana, que le había ofrecido la jefatura de sus milicias.

 De otros destacados falangistas hemos tenido noticia de su anterior militancia albiñanista. Además de Alfredo Jiménez Millas, que se puede decir no evolucionó en sus planteamientos, nos encontramos con Narciso Perales, habiéndonos confesado su esposa, la jonsista Justina Rodríguez de Viguri, como Narciso se había situado en las filas del Partido Nacionalista Español, posiblemente como reacción a la política anticlerical de la Segunda República.

 El jefe provincial de Falange Española de las JONS de Zamora, Ricardo Nieto Serrano, también reconoció ante quien esto escribe, haber tenido un fugaz contacto con el albiñanismo, si bien Nieto se opondrá rotundamente al confesionalismo de la organización, que tendrá cierta recepción en la Falange durante el transcurso de la guerra civil. (14)

  ........................................

NOTAS:

(7) Albiñana recibirá la adhesión del entonces comandante laureado Heli Rolando de Tella y Cantos. Sin embargo Tella se hará famoso en la Legión como teniente coronel jefe de la Segunda Legión, con base en Melilla, en las postrimerías de la Segunda República, siendo cesado en el mando en vísperas del Alzamiento. Anteriormente había sido un famoso jefe de Regulares, participante en los clásicos "piques" Regulares-Legión. Como dato curioso, según pudimos comprobar en el Archivo General Militar de Segovia, cuando se le instruyó expediente contradictorio para la concesión de la laureada, siendo  capitán de Regulares, condecoración que al final le fué concedida, testificaron en su contra los mandos de la Legión, teniente coronel Franco Bahamonde y el entonces teniente, antiguo oficial alemán, Carlos Tiede Zeden.

 8) "La Legión", Número 1.

 (9) Juan Ignacio Luca de Tena: En propia defensa. Contestación a Giménez Caballero, Burgos, 13 de diciembre de 1938.

 (10) "La Legión", Número 1. Discurso del doctor Albiñana en Acto en Granada el 4 de diciembre de 1930..

(11) "La Legión", Número 5.

 12)   "La Legión", Número 1. "La ofensiva contra España". 

 (13) "Confinado en las Hurdes...", ob. cit., págs. 111-113.

 (14) Cuando el autor conoció a Ricardo Nieto, hacia el año 1977, el antiguo jefe provincial de Zamora, de aquella sin militancia en ningún grupúsculo falangista, puso de manifiesto ciertas discrepancias en cuanto a determinadas actuaciones de la Falange Española de las JONS Auténtica ("payasadas de los auténticos" las calificó), manteniendo firmemente, en todo caso, que la actuación  política nacionalsindicalista sería inviable, si previamente no se llevaba a cabo la tarea más urgente: "el desenmascaramiento de la falsificación franquista". En el recorrido que conmigo hacia de la historia mostró su desacuerdo no ya con el confesionalismo albiñanista, sino con la deriva de la Falange en la guerra civil -donde los falangistas llegaron a acudir en formación "al cumplimiento pascual"- así como a la utilización de la consigna, singularmente en los escritos oficiales, del "Por Dios España y la Revolución Nacionalsindicalista". Para Ricardo Nieto no había por qué mezclar a Dios con España, la Falange y la Revolución.

servido por memoriazul 2 comentarios compártelo

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

restituto

restituto dijo

En la nota 7, al referirme a la adhesión del entonces comandate Tella a Albiñana, se deslizó un error, que no afecta al contenido del artíulo, pero que procedo a subsanar. Allí indiqué que Tella se hará famoso en la Legión en las postrimerías de la Segunda República, cuando mandaba la Segunda Legión con base en Melilla, donde debe decir "LA PRIMERA LEGIÖN con base en Melilla". En la organizacón militar de la Segunda República, el Tercio estaba formado por dos legiones (a tres banderas cada una). La Primera correspondía a la circunscripción de Melilla y la Segunda (mandada por Yagüe) a la de Ceuta. El mando de El Tercio se encontraba en Dar Riffien (Tetuán), siendo el jefe de toda la Legión (El Tercio), a la sazón, el coronel Luis Molina Galano,curiosamente, familia de Utrera Molina. El coronel Molina será apartado del servicio por los sublevados, al negarse a secundar el Alzamiento.

22 Julio 2010 | 11:54 AM

ALBERTO TORRESANO MINGO

ALBERTO TORRESANO MINGO dijo

GARACIAS POR EL MAGNIFICO ARTICULO SOBRE EL DR. ALBIÑANA, DEL CUAL , CONOCIA LO MAS COMUN. PERO DESCONOCIA SU FACETA LITERARIA Y NO SABIA QUE HABIA PUBLICADO TANTOS LIBROS.

MUCHAS GRACIAS,

ALBERTO TORRESANO

27 Abril 2011 | 08:50 AM

Escribe tu comentario


Sobre mí

"NI ESTA EL MAÑANA - NI EL AYER - ESCRITO" - A. Machado .

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera